FORMA DE GOBIERNO.

La Iglesia Presbiteriana de Cristo es una Iglesia de tradición democrática representativa, fundada en este concepto bajo el sustento bíblico de que siempre existió la costumbre de elegir Πρεσβιτερs (presbíteros) que significa “anciano” y se refiere a la modalidad de escoger a los dirigentes de entre los miembros para gobernar la iglesia.

En el Antiguo Testamento Éxodo 18:25 nos dice: “Escogió Moisés varones de virtud de entre todo Israel, y los puso por jefes sobre todo el pueblo.”  En el Nuevo Testamento encontramos en el libro de Los Hechos 14:23 “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado… los encomendaron al Señor.”

En la primera carta a Timoteo cap. 4, vers. 14, Pablo le recuerda: “No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio”. No hay duda que el apóstol Pablo alude el acto de ordenación de Timoteo al Sagrado Ministerio en el cual fue ungido con la imposición de manos de todos los Presbíteros presentes en la ocasión, formalidad que permanece hasta el día de hoy en nuestras Iglesias.

Por su parte, el apóstol Pedro, en su primera carta, cap. 5, vers. 1, manifiesta: Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada; aludiendo su condición de Presbítero (anciano) junto a aquellos a quienes les dirige la epístola.

Cuando la Iglesia neotestamentaria vio la necesidad de atender las mesas en la comunidad, determinó que se eligieran varones de buen testimonio para que realizaran dicha tarea en reemplazo de los apóstoles que debían ocuparse del Ministerio de la Palabra, y Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos. (Hechos 6:5-6). Hay innumerables ejemplos de este carácter democrático del pueblo de Dios para elegir a sus dirigentes.

En sus primeros 5 artículos la Forma de Gobierno de la Iglesia Presbiteriana de Cristo establece lo siguiente:

Art.- 1. – La Iglesia Presbiteriana de Cristo es la unión de las iglesias locales que adoptan como única regla de fe y práctica las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento y presenta al pueblo cristiano el sistema de gobierno, disciplina y doctrina de tradición reformada e inspirado en la Confesión de Fe y Catecismos de Westminster y Heidelberg, cuyo propósito es reflejar el señorío de Jesucristo en la Iglesia y la sociedad.

Art.- 2.- Como sistema expositivo de doctrina y práctica, se rige por la presente Constitución (PDF para descargar), que comprende lo siguiente: Confesión de Fe, Forma de Gobierno, Disciplina y Liturgia.

Art.- 3. – Es misión de la Iglesia Presbiteriana de Cristo, rendir culto a Dios en espíritu y en verdad, predicar el Evangelio de Jesucristo, administrar los Sacramentos del Bautismo y la Santa Cena, ejercer la disciplina con el fin de preservar la verdad y el deber cristiano y efectuar obras de acción social según la ordenanza divina.

Art.- 4. – La doctrina de la Soberanía de Dios es el concepto fundamental del sistema presbiteriano y significa el control absoluto de todo cuanto existe. El Espíritu de Dios Omnipotente, Omnipresente, Omnisciente, Eterno y Supremo gobierna todas las cosas visibles e invisibles para fines sabios, santos y justos. Sólo Dios es el Señor de la conciencia y la ha hecho libre de doctrinas y mandamientos de hombres, que sean contrarios a su Palabra o la sustituyan en asuntos de fe y práctica.

Art.-5.- La autoridad de la Iglesia que es espiritual y administrativa reside en la Comunidad formada por aquellos que gobiernan y son gobernados. Los que gobiernan son elegidos por las Asambleas Congregacionales para constituir los cuerpos legislativos.